Como dice el título, las estrellas que identifican un hotel  y su calidad no siempre van de la mano, aunque eso es precisamente lo que nos quieren indicar con este símbolo.

El sistema de puntuación basado en estrellas es distinto en cada lugar del mundo e incluso en cada comunidad autónoma de España, eso sí, siempre hay unos parámetros que deben coincidir.

Estrellas-y-Hoteles

Por ejemplo, como requisitos técnicos generales tienen que tener los precios máximos de los servicios siempre expuestos, contar con sistema de protección de incendios, etc.

Los otros requisitos solo tienen que ver con el tamaño y los servicios de las habitaciones. En hoteles de 1* estrella el tamaño mínimo de las habitaciones dobles tiene que ser de 12 m2, de la individual de 7 m2 y del cuarto de baño de 3,5 m2. Según subimos de categoría el mínimo en metros cuadrados sube al igual que los servicios que ofrecen, por ejemplo calefacción, aire acondicionado o caja fuerte, pero no se piden muchos más.

Como veis, las estrellas no van ligadas con la decoración, estado y mantenimiento del hotel, tampoco con las instalaciones, la profesionalidad del personal o la comida entre otras cosas.

Así que unido a las estrellas tiene que ir siempre un precio coherente que se ajuste a estas y no nos podemos dejar seducir solo por ellas. Hay muchos hoteles con todo incluido en España que poseen 4 estrellas y que a ojos del usuario no las merecen, u otros de tres que podrían pasar por cuatro estrellas o más, como os decía antes ello es debido a la diferencia de calidad entre unas zonas y otras del país.